Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad Confidencial

¿Cómo funciona la Base de datos sobre personas fallecidas sin identificar y aquellas con paradero desconocido?

La Secretaría Identificación y Búsqueda de Personas Extraviadas gestiona el registro a través de la aplicación “NombrAr”, desarrollada por el área de Software de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal.

En el ámbito de los fueros nacional y federal existen gran cantidad de casos referidos a la desaparición de una persona que no deja rastros y otras fallecidas en circunstancias en las que resulta imposible identificarla. Ello implica que familiares y amistades no sepan qué ocurrió con sus seres queridos o puedan reclamar sus restos, ya que no existe -a nivel país- un registro integral ni base de datos unificada.

En los casos de muerte, las y los jueces inhuman el cuerpo por vía administrativa y se registra a la persona como “N.N” y, muchas veces, la investigación queda reservada o es archivada en el juzgado o fiscalía que investigaba las circunstancias del deceso.

Puede ocurrir también que familiares y allegados denuncien la desaparición de la persona, por lo que se disponga la búsqueda de su paradero.

En la cotidianeidad, suele ocurrir que estos dos escenarios no se crucen entre sí, por lo que resultó necesario crear una dependencia que sirva de nexo y permita identificar a las personas fallecidas o dar luz sobre lo ocurrido con aquellas cuyo paradero se busca.

En el ámbito de los fueros nacional y federal existen gran cantidad de casos referidos a la desaparición de una persona que no deja rastros y otras fallecidas en circunstancias en las que resulta imposible identificarla. Ello implica que familiares y amistades no sepan qué ocurrió con sus seres queridos o puedan reclamar sus restos, ya que no existe -a nivel país- un registro integral ni base de datos unificada.

En los casos de muerte, las y los jueces inhuman el cuerpo por vía administrativa y se registra a la persona como “N.N” y, muchas veces, la investigación queda reservada o es archivada en el juzgado o fiscalía que investigaba las circunstancias del deceso.

También podés leer:  ¡No a las quemas! corte y acampe en el Puente Rosario- Victoria

Puede ocurrir también que familiares y allegados denuncien la desaparición de la persona, por lo que se disponga la búsqueda de su paradero.

En la cotidianeidad, suele ocurrir que estos dos escenarios no se crucen entre sí, por lo que resultó necesario crear una dependencia que sirva de nexo y permita identificar a las personas fallecidas o dar luz sobre lo ocurrido con aquellas cuyo paradero se busca.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Confidencial

El Confidencial Online. Lo que nadie cuenta. Lo que necesitás saber.