Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política Confidencial

Dos ceros menos: la oposición presentó proyecto para sacarle dos ceros al peso

El diputado nacional Gerardo Milman, Vicepresidente del bloque PRO y ex Secretario de Seguridad Interior de la Nación, presentó un proyecto de ley para quitar dos ceros al peso argentino, ante la pérdida de poder adquisitivo que sufre la moneda

El proyecto presentado por Milman prevé que los billetes de 100 pesos (83 centavos de dólar a tipo de cambio mayorista oficial o 48 centavos al paralelo informal) pasen a circular con el valor de 1 peso.

Y precisó que, “Ante un gobierno que no tiene un plan antiinflacionario, quizá ya no lo tenga y tengamos que esperar hasta el próximo gobierno, al menos evitemos importar papel moneda y al menos no le traigamos a la gente la incomodidad de andar con una cantidad de billetes enorme para pagar cosas mínimas”.

Dicha iniciativa, que consta de cinco artículos, fue firmada por los diputados nacionales Gerardo Milman, Hernán Lombardi, Héctor Antonio Stefani, Aníbal Tortoriello, Karina Bachey, Manuel Aguirre, Claudio Poggi, Gerardo Cipolini y Alberto Assef, quienes argumentaron que el proyecto de ley fue presentado por “el marcado crecimiento de circulación de dinero en efectivo, por el efecto inflacionario que este Gobierno promueve disimular, al no querer emitir billetes de mayor denominación, pero si gastar en emitir billetes con nuevas imágenes… Dado ese contexto, hoy se propone la quita de dos ceros en nuestra moneda de curso legal”.

CONSTANTE PÉRDIDA DE VALOR

El peso convertible reemplazó al austral como moneda de Argentina y comenzó a circular el 1 de enero de 1992 a partir de la ley que en marzo de 1991 había fijado la paridad entre la moneda nacional y el dólar estadounidense, como parte de las medidas impulsadas por el entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, para poner fin a la hiperinflación de 1989-1990 y la estrepitosa devaluación del austral.

El peso convertible fue equivalente a un dólar estadounidense durante un década, pero con el correr del tiempo y las recurrentes crisis en el país suramericano se fue depreciando y actualmente no vale ni medio centavo de la moneda norteamericana.

La pérdida de valor del peso obligó con el tiempo al Banco Central a incorporar billetes de mayor denominación: en junio de 2016 entró en circulación el billete de 500 pesos y en diciembre de 2017, el de 1.000, por entonces equivalente a 55 dólares y que hoy sólo alcanzan para comprar 4,8 dólares en el mercado informal.

El proyecto de ley que presentó Milman prevé que los billetes y monedas que actualmente se encuentran en circulación mantengan su curso legal para evitar imprimir toda una “nueva” masa monetaria porque “sería un gasto otra vez muy importante”, sino que circulen dos billetes distintos hasta que se produzca el recambio del total de billetes a medida que se imprimen nuevos.

Más Confidencial

El Confidencial Online. Lo que nadie cuenta. Lo que necesitás saber.